SANGRADO AGUDO POR VÁRICES ESOFÁGICAS (Parte 1)

Posted on

La prescripción de sin especificidad cardíaca, que disminuyen la presión portal, es una medida de prevención que evita la rotura de varices esofágicas.

Pacientes con varices esofágicas que no han sangrado nunca. Sin embargo, el sangrado de varices esofágicas puede ser mortal, particularmente en personas con enfermedad de hígado severa. Las opciones para la creación de una derivación incluyen: El sangrado de las várices esofágicas puede poner en riesgo la vida. El sangrado variceal es una complicación fre- cuente y grave de la cirrosis. Discusión En el paciente cirrótico es fundamental determinar si se han desarrollado várices esofágicas que requieran de intervención terapéutica para disminuir el riesgo de sangrado (profilaxis primaria). Además del tamaño de las várices, marcas rojas en las várices y enfermedad hepática avanzada (enfermedad de Child-Pugh B o C) identificar a los pacientes en alto riesgo de hemorragia. La hemorragia de las várices del fondo gástrico es más grave y se asocia con una tasa mayor de mortalidad por sangrado de esofágicas. Las causas pueden incluir: Aunque muchas personas con enfermedad hepática avanzada desarrollan varices esofágicas, la mayoría no va a experimentar sangrado. Tanto el tamaño de las várices como ciertos signos endoscópicos predicen el riesgo de sangrado.

Causas del sangrado por la nariz

  • Vómitos con sangre
  • Heces alquitranadas y oscuras
  • Sangrado rectal

hemorragia variceal es conseguir la hemostasia del lugar de sangrado, prevenir nuevos

Dr. Stiegmann se realiza la ligadura de várices de sangrado activo sin sangrado activo. en otro paciente se logró controlar el sangrado realizando ligadura y esclerosis, el esclerosis y ligadura en pacientes con sangrado activo severo por várices esofágicas. pacientes con sangrado importante por várices esofágicas. ligadura, la mayoría son pacientes Child B y C, con cordones varicosos tipo F3 de la Normalmente, se producen en pacientes con enfermedades hepáticas graves y, si no se diagnostican o se tratan a tiempo, pueden conllevar un sangrado digestivo potencialmente mortal. Las señales de sangrado por varices esofágicas abarcarían vómitos o tos con sangre, heces fecales alquitranosas o muy oscuras, presión arterial baja, mareos, palidez y frecuencia cardíaca rápida. Una vez detenido el sangrado, las varices se tratan con medicamentos (betabloqueadores) u otros procedimientos médicos, cuyo fin es la prevención de futuras hemorragias. variceal es controlar el sangrado agudo, evitar las complicaciones y prevenir el

SANGRADO AGUDO POR VÁRICES ESOFÁGICAS

  • Derivaciones transyugulares intrahepáticas portosistémicas (TIPS)
  • Borradura retrógada intravenosa del globo-ocluído (BARTO)
  • Trasplante de hígado
  • Ligadura de varices gástricas, aunque esta modalidad está decayendo
  • Taponamiento Intra-gástrico

del sangrado variceal agudo tienen por objeto reducir la presión portal y de esta forma

LIGADURA EN SANGRADO VARICEAL AGUDO Si se identifica la varice sangrando con ligadura hasta que las várices disminuyan de tamaño, y después se continúa con El riesgo de sangrado variceal en pacientes cirróticos Entre las causas de várices esofágicas se incluyen: Si bien muchas personas que padecen enfermedad hepática avanzada desarrollan várices esofágicas, la mayoría no presenta sangrado. El tratamiento para disminuir la presión arterial en la vena puede reducir el riesgo de sangrado por varices esofágicas. Si las varices esofágicas presentan un alto riesgo de sangrado, el médico puede recomendar un procedimiento denominado ligadura con banda elástica. El sangrado se produce en la mayoría de las personas con hemorragia por varices esofágicas. Algunas causas de hemorragia pueden poner en riesgo la vida. La mayor parte de la morbilidad y mortalidad relacionadas con la cirrosis es secundaria al sangrado de estas várices, cuya incidencia en los pacientes cirróticos es de aproximadamente el 50%.

Prevención secundaria del sangrado por varices esofágicas

  • Se pueden inyectar directamente las várices con un medicamento coagulante.
  • Se puede colocar una banda de caucho alrededor de las venas sangrantes (llamado ligadura).

La desvascularización completa de la unión gastroesofágica (Suguira) consiste en transección esofágica, esplenectomía y ligadura de las várices perigástricas y periesofágicas.

Todos los pacientes cirróticos deberían ser evaluados mediante endoscopia para la determinación de causas actuales o futuras de sangrado por hipertensión portal. Los pacientes con várices esofágicas y con alto riesgo de sangrado deberían ser tratados con betabloqueantes no selectivos como prevención primaria. Aproximadamente 4–30% de los pacientes con várices pequeñas pasarán a tener várices de gran tamaño cada año, por lo que estarán en riesgo de sangrado. La presencia de una o más de esas condiciones representa una indicación de endoscopía, para buscar várices y realizar profilaxis primaria contra el sangrado en los pacientes cirróticos (Tabla 4). Tabla 5 – Guías para el diagnóstico de várices esofágicas El diagnóstico diferencial de la hemorragia varicosa incluye todas las etiologías de sangrado gastrointestinal (alto). Por ejemplo, unpaciente con un grado Child C, ascitis a tensión y varices de gran tamaño con signos endoscópicos de riesgo, presenta una probabilidad de sangrado del 76%. La hemorragia por varices esofágicas es una complicación frecuente y grave que presentan los pacientes con cirrosis hepática e hipertensión portal. La causa por las que se produce la rotura de las várices esofágicas, con el consecuente sangrado y hemorragia, todavía no parece estar totalmente clarificada. La mayor profusión de síntomas se producen en los casos de varices esofágicas sangrantes, siendo éstos más patentes cuanto mayor es el sangrado.

Will pacientes con ligadura endoscópica de várices esofágicas?

Cada año, aproximadamente entre un 4 y 30% de los pacientes con várices pequeñas presentará várices grandes y por lo tanto estará en riesgo de padecer su sangrado.

El tratamiento endoscópico de elección para el sangrado por várices esofágicas será la ligadura con bandas endoscópica (LEB) que es superior a la escleroterapia. Por ello en todo paciente con un episodio de sangrado por várices esofágicas habrá que erradicar endoscópicamente las várices esofágicas y mantener tratamiento farmacológico de por vida con BBNS. Dado que el carvedilol no ha sido comparado con los BBNS en estos pacientes, actualmente no puede recomendarse como profilaxis secundaria del sangrado por várices esofágicas. Las causas del vómito de sangre requieren tratamiento con medicamentos, transfusión de sangre y en ocasiones de no poder controlar en sangrado con endoscopia, puede  ameritar cirugía. Existen diferentes causas, como se explicaba con anterioridad, que pueden propiciar la aparición de varices en hombres y mujeres. La hemorragia digestiva por ruptura de várices esofágicas es una complicación grave, y de elevado riesgo para la vida del paciente con cirrosis hepática. del sangrado ( rotura de varices, ulceraciones, gastritis… ). de una anastomosis selectiva es aquel con sangrado por rotura de varices La hemorragia digestiva por sangrado de várices esofágicas es una manifestación típica de cirrosis hepática en estadios avanzados.

Sangrado variceal recurrente

La rectorragia indica generalmente una hemorragia GI baja, pero puede deberse también a un sangrado GIA intenso, con un tránsito rápido de la sangre por el intestino.

Los objetivos terapéuticos del manejo de la hemorragia digestiva variceal consistirán en diagnóstico oportuno, manejo multidisciplinario, corregir hipovolemia, prevenir las complicaciones asociadas y control del sangrado. La ligadura de várices esofágicas mediante endoscopia controla la HD en un 90%, disminuye el porcentaje de sangrado, mortalidad, complicaciones y sesiones de tratamiento, con bajo porcentaje de complicaciones (7). Para prevenir el sangrado por varices esofágicas podemos optar por dos medidas: En pacientes con hemorragias de repetición se recomienda la realización de una derivación portosistémica. En los pacientes con cirrosis hepática que sin una causa aparente desarrollan ascitis, encefalopatía hepática, sangrado por varices esofágicas o fiebre de origen desconocido debe investigarse la presencia de CHC. Cuando un paciente ha tenido el primer episodio de sangrado debido a várices esofágicas, las probabilidades de re-sangrado son del 60%. Los pacientes con hemorragia por varices gástricas pueden presentar vómitos con sangre (hematemesis), heces oscuras y alquitranadas o sangrado rectal. Cuando más grande es su tamaño, más delgada su pared y más alta la presión de la sangre, mayor será el riesgo que se produzca hemorragia por varices. Asimismo, el tratamiento preventivo de las várices con medicamentos, tales como los betabloqueadores o con ligadura endoscópica con bandas elásticas, puede ayudar a prevenir el sangrado. El objetivo del tratamiento específico de la hemorragia variceal es detener el sangrado, prevenir el re-sangrado temprano y reducir la mortalidad.

Sangrado por várices esofágicas

El fundamento para la administración de drogas vasoactivas es que una reducción de la presión portal se asocia a un mejor control del sangrado variceal (12).

Además, ante la sospecha de un sangrado variceal su administración puede ser iniciada en el domicilio del paciente o durante su traslado al hospital (13). Diversos meta-análisis han demostrado que es más efectiva que el placebo para controlar el sangrado variceal y que mejora la sobrevida de los pacientes (17). Probablemente sea mejor que el placebo para el control del sangrado variceal y no hay estudios que demuestren su efecto sobre la mortalidad (14, 20, 21). La esquistosomiasis hepatoesplénica se complica con sangrado de las vías gastrointestinales altas secundario a ruptura de las várices esofágicas y gástricas en un 20% de los pacientes, aproximadamente (5,6). Dos pacientes que presentaron várices esofágicas significativas con sangrado gastrointestinal recurrente se trataron con esclerosis endoscópica.